Comunicación Interna: Una Necesidad Estratégica

Mucho antes de la selección de medios, una buena estrategia de comunicación interna parte por un proceso de análisis, que permite formular objetivos claros y coherentes con la realidad de la organización.

Las personas son sin duda el capital más valioso con el que cuentan las empresas. Afortunadamente hoy la gran mayoría de las organizaciones incorporó esta premisa a su gestión, haciéndose cargo de la real importancia del factor humano en el camino a la excelencia. Así, son consientes de que sólo con una buena dirección de personas, se alcanzan mejoras reales en los procesos y rentabilidad sostenida.

En este ámbito cobra especial relevancia la comunicación interna. Un importante elemento de gestión, funcional a la creación de la cultura organizacional; que se convierte en una herramienta estratégica clave para dar respuesta a la necesidad de potenciar el sentimiento de pertenencia de los empleados y para conseguir retener el talento.

Frente a este escenario, no son pocas las compañías que se limitan a implementar medios de comunicación, basados en los costos asociados o en la facilidad de administración, sin tener en cuenta el para qué.

Sin embargo, mucho antes de la selección de medios y contenidos, una buena estrategia de comunicación interna parte por un proceso de análisis, para conocer la situación actual. Este diagnóstico debe contemplar tanto el entorno del negocio, como el clima y el estado de la comunicación. Lo anterior, permitirá formular objetivos claros, alineados con las necesidades y metas de la empresa, y coherentes con la realidad de la organización.

Luego de esto, se trabaja en una estrategia que permita transmitir a los diferentes miembros de la compañía los mensajes y contenidos cualitativos que -puestos en circulación- ayudan a alcanzar los objetivos definidos. Recién en esta etapa se evalúan los medios a utilizar, los cuales se definen según su idoneidad para el logro de las metas estratégicas que se buscan alcanzar a través de la comunicación interna.

Como conclusión, es importante recordar que más allá de una responsabilidad, contar con comunicación interna es una necesidad estratégica, que debe ser entendida como tal. No importa cuán llamativos sean los medios de comunicación con los que cuenta una empresa, si estos no responden a objetivos claros, no lograrán conectar con la organización y las personas que la componen.

Como complemento, si los colaboradores de una compañía no conocen ni están identificados con la marca, no habrá identidad que sustente la imagen que se quiere proyectar. No olvidemos que para construir, debemos comenzar por las bases, por el capital humano que da sustento a todo negocio, a toda empresa, a toda marca.

Recommended Posts

Leave a Comment